Mexicana que trabajaba para la organización del Mundial fue abusada sexualmente en Catar y condenada a 100 latigazos y 7 años de cárcel

Mucho silencio al respecto

 

La mexicana Paola Schietekat Sedas fue victima de un abuso sexual mientras trabajaba como economista conductual en el Supreme Committee for Delivery and Legacy, entidad responsable de organizar el mundial de 2022 que se celebrará este 21 de noviembre en ese país.

 

Pero el 6 de junio del año pasado, todo cambió. Un conocido irrumpió en su residencia forcejeó pero ella no pudo ante la fuerza del individuo. Schietekat Sedas documentó todo.

Noticias destacadas

Consiguió el certificado médico que demostraba la agresión, y acudió a la policía junto con el Cónsul de México en Catar, Luis Ancona. Recibió el llamado de las autoridades para asistir de nuevo a la estación policial. La enfrentaron con su agresor, quien aseguraba que eran novios y que ella había dado consentimiento para que él ingresara a su residencia.

El problema es que en Catar las relaciones extramatrimoniales son un delito. Eso era lo que les preocupaba a los policías que ya habían descartado el abuso.

En un reciente articulo que publicó la mexicana, informó que la justicia en en vez de castigar al agresor, le impusieron a ella una condena de 100 latigazos y siete años de cárcel.

La pena no se concretó gracias a que la economista, antropóloga y politóloga se fue de Doha, pero no puede regresar tras esta injusticia, además perdió su empleo.

Al respecto dijo: “El caso fue referido a la corte criminal, y cuando por fin recibí el expediente, que, por supuesto omitía todas las faltas cometidas por las autoridades qataríes, se me helaron las manos, mientras temblaban, al ver que mi agresor fue absuelto del cargo de agresión porque, a pesar del informe médico, “no había cámaras que apuntaran directamente la puerta del departamento, así que no había forma de constatar que la agresión sucedió”. Eso sí, los cargos por tener una relación fuera del matrimonio seguían vigentes, impidiéndome volver a Qatar y forzándome a pagar aún más por representación legal. La solución que me dio mi abogada y el representante legal de mi agresor era relativamente simple: cásate con él. Para cerrar el caso que el Estado de Qatar abrió en mi contra solo debía casarme con mi agresor.

Hasta el cierre de esta nota. la organización local y FIFA no habían emitido ninguna opinión ante este hecho.

 

Ahora puedes recibir las noticias más destacadas del día. Ingresa a este link (Whatsapp – Telegram) para que no te pierdas nuestro mejor contenido.

Gráfica: Twitter (@paola7kat)

@rosmelcardenas

El contenido de visionnoventa.net está protegido bajo las leyes internacionales de derecho de autor. Si requiere usar nuestro contenido, por favor contáctenos. Absténgase de usar nuestro contenido sin autorización.