Lionel Messi estalló contra sus detractores

Analizó la actualidad de la selección nacional 

En una entrevista para la radio ‘Club 947’ el delantero del FC Barcelona y capitán se la selección Argentina, Lionel Messi repasó varios momentos de su carrera, principalmente con el combinado nacional, donde ha estado cerca de alcanzar la gloria.

“Se hizo normal, como una costumbre mentir, pegarme, decir cosas sobre mí, darme siempre que voy a la selección, darme cuando no estoy, continuamente. Y la verdad es que me da un poco de bronca”, afirmó el futbolista al programa radial.

“Pensé en encerrarme, hacer el duelo solo con mi familia y olvidarme todo lo que había vivido. Intenté aislarme de todo un poco. Alejarme de la Selección. Yo quiero ganar algo con la Selección. Voy a jugar todas las cosas importantes. Mucha gente me decía que no volviera, familia, amigos”.

“Mi hijo de seis años, que entiende, me dice: ‘¿Por qué te matan en Argentina? ¿Por qué vas, papi? Y yo le digo que bueno, que no son todos, que hay mucha gente que me quiere… Es difícil. Da bronca que le mientan a la gente, que inventen con tanta tranquilidad, que tiren una bomba y listo, que explote. Pero yo no tengo que demostrar nada a nadie”, desveló.

No obstante, Messi incidió en su compromiso con Argentina: “Nosotros somos un grupo que no vende humo, no decimos siempre que amamos la Selección. No lo ando diciendo siempre como hacen otros a cada rato. Y el que quiera creer otra cosa que lo haga. Nosotros no vendemos humo”.

“Yo llegué y Antonella me dijo ‘tenemos un bautismo y yo dije ‘uh’, pero son boludeces. Ya expliqué porque me volví a Barcelona. También habían dicho que tenía todo listo para ir al bautismo, mirá si voy a dejar de ir a un partido por un bautismo”, declaró sobre todo el ruido que se hizo sobre su ausencia contra Marruecos.

Nueva generación y mala suerte

“Es bueno el cambio de generación en la Selección pero fue muy brusco. Es difícil hacerlo y va a llevar tiempo”, destacó del nuevo proceso generacional que comanda Lionel Scaloni.

“Nosotros tuvimos una sal (mala suerte) bárbara. Porque si nosotros hubiéramos ganado la final en Brasil era todo distinto. Y desde ahí llegó todo el quilombo. Quizá la relación con la prensa debía ser otra, de las dos partes. Nosotros también nos equivocamos, nos cerramos y no quisimos hablar… Si uno tira para un lado y otro para el otro no se puede. La Selección está por encima de cualquiera. Nosotros dimos lo mejor para ganar el Mundial y las Copas América, pero a veces son detalles”. 

“Ser campeón del mundo es lo máximo. Dios sabrá por qué no ganamos. Ahora tenemos la Copa América y el año que viene tenemos otra más. Nos están dando más chances”, agregando que: “El que no me quiere lamentablemente me va a tener que seguir aguantando un poquito más”.

Dolencias 

“La realidad es que vengo con una pubalgia de antes del parón de diciembre y vengo entrenando poco, no jugando todos los partidos. La pubalgia es complicada. No se saca de un día para otro. Me encuentro mejor, pero no la limpié. Tengo que cuidarme”, explicó Messi sobre sus dolencias.

Gráfica: si.com

@MaryAzuaje