El fútbol venezolano en horas bajas

Impagos, censura, problemas de traslado

El fútbol venezolano en horas bajas

Para nadie es un secreto la grave crisis que vive Venezuela y la misma afecta al fútbol venezolano que no escampa de la situación: incumplimiento de pagos, problemas de traslado, entre otros, son silenciados con diversos mecanismos de presión para mostrar normalidad.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe de perspectivas económicas globales para 2019, prevé que Venezuela tendrá en 2019 una inflación de 10.000.000% con una reducción del producto interno bruto de un 5% y estima una caída en la economía de al menos un 18%.

Canales de reciente creación y que simpatizan con la tiranía que conduce ese país, se hicieron con los derechos televisivos del torneo, dejando sin opciones a los fanáticos que no cuentan con televisión por cable.

En Julio de 2015, la empresa GOL TV llegó a un acuerdo con la Asociación de Clubes del Fútbol Venezolano (Acfutve) para transmitir por televisión internacional partidos del fútbol profesional de Venezuela. Gol TV ofreció al inicio emitir hasta cinco partidos semanales, para luego pasar a 10 encuentros.

El acuerdo de transmisión de el fútbol venezolano contempló a partir de su inicio en 2016, cuatro días (viernes, sábado, domingo y lunes) en los que se televisaría la jornada, sin embargo, la misma ha ido en detrimento.

En 2017, el canal dueño de los derechos de las transmisiones televisivas del fútbol nacional, informó que pasaría a transmitir cuatro partidos por jornadas y no siete.

Prohibido expresarse

Existe una ley no escrita que no permite a los actores del fútbol en ese país pronunciarse ante la situación del país, obligando en varias oportunidades a los deportistas a entrenar y disputar encuentros pese a la existencia de situaciones adversas que no garantizan su seguridad.

La pesadilla del traslado

La crisis ha afectado el traslado de los equipos en ese territorio caribeño. Pocas aerolíneas funcionan, y ofrecen pocas rutas con frecuencias insuficientes. Esto complica los viajes de los clubes venezolanos. Algunos optan por desplazamientos por tierra, pero debido a la reinante inseguridad, varios equipos han sido victima del hampa.

Este viernes 8 de marzo, el Lala FC no pudo tomar el vuelo para salir de la ciudad de Puerto Ordaz para disputar su encuentro con Metropolitanos FC debido al apagón nacional que mantiene hasta el cierre de esta nota (sábado 9 de marzo de 2019) a Venezuela. La información fue difundida por los departamentos de prensa de ambas instituciones.

Nivel competitivo

El nivel competitivo se ha visto mermado. A Venezuela llegaban futbolistas con poca suerte en la máxima división del fútbol suramericano. Desde hace varias temporadas, es común que lleguen futbolistas de segunda y tercera, que ven la oportunidad de relanzar sus carreras, jugando en una primera división.

La oferta de jugar la Copa Libertadores o la Copa Sudamericana, pudiera darles un impulso a mejores contratos teniendo una destacada actuación. Son metas a corto plazo ya que la calidad de vida en ese país los ahuyenta.

Sin duda todos estos factores inciden en la trascendencia de los equipos locales en los torneos internacionales, que anteriormente alcanzaron instancias como los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Esta semana, la CONMEBOL re-programó el encuentro de la Copa Libertadores entre Deportivo Lara y el Emelec debido a la mayor falla eléctrica sufrida en Venezuela. El partido se disputó este viernes a las tres de la tarde y ambas oncenas igualaron a cero en el estadio Metropolitano de Cabudare.

El Deportivo Lara tendrá muy poco tiempo para recuperarse ya que tan solo este domingo enfrentará a Estudiantes de Caracas por el torneo local. Luego, el miércoles 13 deberá visitar a Cruceiro en el estadio Mineirão de Belo Horizonte, Brasil por la segunda jornada de la Libertadores.

Pan y Circo

Pese a que actualmente Venezuela presenta una falla eléctrica histórica, la Liga de fútbol de ese país, no ha considerado si quiera suspender la jornada de este fin de semana que se inició el viernes 8 de marzo.

Panem et circenses es una expresión en latín que se traduce como “pan y circo” que es una frase peyorativa que se refiere a la práctica de un gobierno que, para mantener tranquila a la población u ocultar hechos polémicos, distrae a la gente con alimento y entretenimiento de baja calidad y con criterios asistencialistas.

Gráfica: Prensa Deportivo Táchira

@rosmelcardenas

El contenido de visionnoventa.net está protegido bajo las leyes internacionales de derecho de autor. Si requiere usar nuestro contenido, por favor contáctenos. Absténgase de usar nuestro contenido sin autorización.